jueves, 31 de mayo de 2012

Mi experiencia "en los Yores"


Habiendo cumplido un par de meses en "los yores" y después de tanta preguntadera de mis amigos y familiares sobre mi situación de salud y estado general; solo puedo decir que han sido los mejores meses de mi vida (Quienes me conocen ya se imaginan por qué); unas vacaciones, en las que si bien no he permanecido quieto; he aprehendido mucho: callando, hablando de más, estudiando, etc... Muchas cosas son totalmente nuevas para mi: desde el idioma; hasta su gente; he compartido muy poco porque siento esa pequeñez cuando pasas de un estanque pequeño a uno más grande. Ya voy sintiéndome parte de una unión más allá de las explicaciones que uno se pueda dar; siendo objetivo no hay nada que envidiar de "los Yores", quién se encuentra aquí ya me entenderá. Aquí solo es trabajo duro, esclavizante; esos cuentos de que aquí es mejor porque todo se tiene a la mano y es mucho más bonito es pura paja, señores, y disculpe usted por ser tan vulgar pero así no es el asunto, si algo sabemos quienes dejamos nuestros países es que la cosa no está buena, en mi caso mi familia era un factor importante, pero si sos Colombiano a pura sepa y crees que no hay posibilidades de progresar en tu país, aquí te dejo esta canción:



Ya recuerdo yo ese eslogan de la cerveza favorita de mi pueblo: "Donde están tus amigos está tu tierra". no pienso decir que ya me "Americanicé" ni mucho menos, sigo igual de montañero y disfruto cada vez que cometo "mis burradas" por acá, lo mejor de todo es que encuentro una sonrisa compinche de un latino o de un "YANKEE" que de cierto modo da moral.

Cuando era niño pensaba que Yankee era toda aquella persona grande, fuerte, musculosa y sobre todo superior... Ahora que he crecido un poco, me doy cuenta que son humanos; solo humanos... que trabajan igual que todo el mundo y que por supuesto tienen problemas diariamente. No somos muy diferentes; aunque creo que esta es la carreta que muchos ya han hablado... para qué repetir lo que todos sienten en sus corazones.

Estando lejos, cada canción, cada estribillo, cada rima, me recuerda los momentos grandiosos que he vivido y no me queda más que agradecer a todos aquellos que estuvieron detrás de las bambalinas para hacerme quien soy ahora... Algunos dirán que soy pretencioso; un pobre don nadie con ínfulas de príncipe, pero bueno, no soy nadie para cambiarte de opinión.

Mi terapeuta me dice que escriba, y eso haré cada vez que la soledad aúlle en mi alma de lobo vagabundo, y mi corazón gatuno se libere del búho pretencioso.

En este rincón de cemento me queda solo el sabor a café, el recuerdo vívido de todas las personas que me ofrecieron una sonrisa en mi amado tricolor... Saludos a todos mis parceros, que tengan un día lleno de alegrías y una noche llena de ilusiones :)
Publicar un comentario

Música